jueves, 22 de diciembre de 2011

EE.UU. asegura que nadie puede creer fines pacíficos de programa nuclear iraní

Embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice.

NACIONES UNIDAS.- La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, aseguró este miércoles ante el Consejo de Seguridad que, después de leer el informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre Irán, nadie puede creer más que el programa nuclear de Teherán contempla solo fines pacíficos.

“Nadie puede creer razonablemente que el continuo enriquecimiento de uranio que lleva a cabo Irán tiene solo fines pacíficos”, señaló Rice en una reunión del Consejo de Seguridad sobre no proliferación nuclear, en la que Francia y el Reino Unido también reiteraron su preocupación por las intenciones de Teherán.

La diplomática norteamericana indicó que la decisión de la Junta de Gobernadores del OIEA, que adoptó con casi unanimidad una resolución contra Teherán en noviembre, demostró “una vez más la abrumadora visión de la comunidad internacional de que las ilícitas actividades nucleares iraníes son inaceptables”.

“El Consejo de Seguridad debe entonces redoblar sus esfuerzos para aplicar las sanciones que ya ha impuesto”, indicó Rice, quien señaló que la completa aplicación de las sanciones demostrará a Irán que tiene que pagar “un precio por sus acciones”, además de que permitirá ralentizar su programa nuclear “dando tiempo para resolver esta crisis por medios diplomáticos”.

La embajadora apostó así por el cumplimiento de las sanciones sobre Irán “como un medio para obtener el objetivo de asegurar que Teherán cumple completamente con sus obligaciones nucleares internacionales y da los pasos necesarios para resolver las cuestiones pendientes”.

“Ante la intransigencia y el engaño iraníes, la comunidad internacional debe hablar con una sola voz, dejando claro que las acciones de Teherán ponen en peligro la paz y la seguridad internacionales y sólo servirán para aislar más al régimen” iraní, añadió.

Con Rice coincidieron los representantes de Francia y el Reino Unido, quienes mostraron la preocupación internacional acerca de la naturaleza militar del programa nuclear iraní y apostaron por que se garantice el cumplimiento de las sanciones existentes sobre Teherán.

“Irán dice que quiere un programa nuclear pacífico, pero los hechos no muestran lo mismo”, señaló la representante británica en la reunión de hoy, Diane Sheard, quien subrayó que el régimen iraní está “decidido a desarrollar su capacidad de armas nucleares”, por lo que las sanciones deben ser “la clave” para llevar a Teherán a la mesa de negociación.

El embajador adjunto de Francia ante la ONU, Martin Briens, apostó igualmente por las sanciones y señaló que, “si Irán sigue rechazando cumplir con sus obligaciones internacionales y a colaborar seriamente”, el Consejo de Seguridad debería aprobar “sanciones de una amplitud sin precedentes”.

Desde 2006, el Consejo de Seguridad de la ONU ha dictado cuatro rondas de sanciones diplomáticas, comerciales y nucleares contra Irán, con el objetivo de impulsar un acuerdo dialogado con Teherán después de que decidiera enriquecer uranio al 20 por ciento por su cuenta.



View the original article here

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada