viernes, 20 de enero de 2012

Brasil pretende endurecer requisitos de importación de prótesis mamarias

BRASILIA.- El Gobierno brasileño pretende endurecer los requisitos de importación de implantes mamarios de silicona, luego de los problemas presentados en el país con las prótesis de las marcas francesa PIP y holandesa Rofil, informaron hoy fuentes oficiales.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) publicó en el Diario Oficial de la Unión de hoy el edicto de apertura de una consulta pública para decidir si exige o no una prueba técnica de calidad para cada lote importado de implantes mamarios.

La consulta estará abierta hasta el 16 de febrero y, en caso de aprobarse la medida, el certificado para la obtención del registro de la marca y su posterior comercialización será expedido por laboratorios brasileños autorizados por la Anvisa, con el aval del Instituto Nacional de Metrología, Calidad y Tecnología (Inmetro).

Según la Anvisa, Brasil podrá convertirse en el primer país en exigir este tipo de prueba de calidad por cada lote, como lo hace con guantes y preservativos.

Durante el período de consulta, profesionales y asociaciones del área de la salud, de defensa al consumidor y los propios pacientes podrán comentar la iniciativa y sugerir cambios o complementos, que después deberán pasar por el Ejecutivo para la sanción de la medida.

En un plazo de un mes, la Anvisa también presentará un plan para darle seguimiento a las prótesis vendidas en el país.

La semana pasada, por sugerencia de la presidenta Dilma Rousseff, el Gobierno dispuso que asumirá los costes de cirugías de cambio de prótesis de las mujeres que se operaron por recomendación médica o por razones estéticas.

El Sistema Único de Salud (SUS) no hará cambios de prótesis por prevención, como recomendaron los especialistas médicos, y el Gobierno apenas asumirá los gastos cuando se presente una ruptura del implante.

El 29 de diciembre, la Anvisa canceló el registro de la francesa PIP, que exportó a Brasil 34.631 prótesis, de las cuales 24.534 fueron implantadas.

Desde abril de 2010, el uso de esa marca francesa estaba suspendido en Brasil y hasta ahora 39 mujeres han denunciado la ruptura de los implantes, que según la Anvisa ya fueron sustituidos.

En diciembre pasado, el Gobierno francés recomendó a las usuarias de estas prótesis retirarlas de manera preventiva, a raíz de un aumento de las denuncias por rotura de estos implantes.

La alarma fue desatada por las sospechas de que la firma, que cerró en 2010, empleó silicona industrial para fabricar sus implantes en la etapa final de su andadura.

En Brasil, cerca de 400.000 mujeres tienen prótesis mamarias, según los datos de la Anvisa.



Siguen informado en las redes sociales ! Twitter: @enmanuelacosta Facebook: www.facebook.com/enmanuelacostapage

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada