domingo, 5 de febrero de 2012

Fidel Castro presentó dos tomos de su memoria “Guerrillero del tiempo”

LA HABANA, Cuba.- El líder cubano Fidel Castro presentó dos tomos de sus memorias, “Guerrillero del tiempo”, conversaciones con la periodista Katiuska Blanco, que abarcan desde su infancia hasta 1958, previo al triunfo de su revolución, informó este sábado la prensa local.

“Tengo que aprovechar ahora, porque la memoria se gasta”, dijo Castro, de 85 años, a los invitados a la presentación el viernes en el Palacio de las Convenciones, en La Habana, entre los que se encontraba el ministro de Cultura, Abel Prieto, el presidente de la Unión de Escritores y Artistas, Miguel Barnet, y Blanco, la autora del libro.

“Estoy dispuesto a hacer todo lo posible por transmitir lo que recuerdo bien… He estado expresando todas las ideas que tenía y los sentimientos por los que atravesé”; “Tomo conciencia de la importancia de relatar todo eso para transmitirlo, de modo que sea útil”, agregó Castro, según la reseña publicada en los diarios Granma, Juventud Rebelde y el sitio digital Cubadebate.

En esas conversaciones que abarcan en total unas 1.000 páginas, Castro confiesa a Blanco que “prefiero el viejo reloj, los viejos espejuelos, las viejas botas, y en política, todo lo nuevo”.

Blanco, autora de la primera biografía oficial de Castro y su familia, “Todo el tiempo de los Cedros”, ahora presenta los dos tomos de preguntas y respuestas, similares a “Cien horas con Fidel”, conversación con el periodista hispano-francés Ignacio Ramonet, publicado a fines de 2006, año en que Castro se alejó del poder por una grave crisis de salud y fue sucedido por su hermano, el actual presidente Raúl Castro.

Durante esos años, Castro se ha dedicado a publicar artículos de prensa, bajo el título genérico de Reflexiones, en los que analiza la actualidad internacional, y el libro “La Contraofensiva Estratégica” (2010), en que narra las vivencias de su guerrilla e la Sierra Maestra hasta la entrada victoriosa a Santiago de Cuba (sudeste) en diciembre de 1958.

Según fuentes diplomáticas brasileñas, Castro regaló los dos tomos a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, durante su visita a Cuba a comienzos de la semana, en la que se reunió el martes pasado con el líder cubano.

La obra publicada por la Editora Abril está ilustrada con fotografías y dibujos del pintor cubano Ernesto Rancaño.

Durante la presentación, Castro habló sobre varios temas de política internacional, y dijo que sigue con mucha atención los sucesos de Venezuela, bajo el gobierno de su amigo y discípulo político, Hugo Chávez.

“Nunca nadie hizo más por el pueblo venezolano, que el Movimiento Bolivariano”, acotó.

También se refirió a las protestas de los estudiantes chilenos exigiendo una educación gratuita y de calidad, bajo la dirección de su líder Camila Vallejo. “Debemos apoyar las ideas de la joven chilena en el sentido de luchar para que la educación alcance igual para todos. Que no sea solo una educación general y gratuita, sino preocuparnos por lo que se enseña”, añadió.

Tras analizar la situación en América Latina y el Medio Oriente, Castro señaló que “ya no hay espacio solo para los intereses nacionales, sino están enmarcados en los intereses mundiales… El deber nuestro es luchar hasta el último minuto, por nuestro país, por nuestro planeta y por la humanidad”.

Castro también saludó a los familiares de los cinco agentes cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos, a los que Cuba reconoce como “héroes” y “antiterroristas” por su labor de vigilancia de los grupos anticastristas de Miami, Estados Unidos.

“Hay que ver lo que han resistido esos hombres”, señaló.



Siguen informado en las redes sociales ! Twitter: @enmanuelacosta Facebook: www.facebook.com/enmanuelacostapage

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada