viernes, 27 de enero de 2012

Fíjate un objetivo y consíguelo

Fotografía de stock: Runners Feet

No hay nada como trabajar con gente muy motivada que trabajan duro, aunque también hay atletas con talento que malgastan su tiempo picando entre varias actividades.

Saber exactamente lo que quieren lograr arroja luz sobre cómo llegar allí. El siguiente proceso ayuda a mis atletas a clarificar sus objetivos y trazar el próximo año para que se mantengan en el camino para el éxito. Para ello, te proponemos que sigas los siguientes pasos:

Marca un objetivo

Cuando los corredores llegan con vagas ambiciones, me siento como el gato Cheshire en respuesta a Alicia mientras vaga por el país de las maravillas, “Si no sabes a dónde vas, cualquier camino llega allí. ”Se específico acerca de tus objetivos de carreras e identifica el qué, dónde, cuándo y cómo. Tales especificaciones permitirán afinar tu plan. Por ejemplo, yo correré el maratón de Boston el 16 de abril de 2012. Quiero romper la barrera de tres horas (o hacer mi marca personal y sentirme bien con lo que haga).


Define el compromiso

Un objetivo no es bueno si no tienes tiempo o capacidad para poderlo realizar. Identifica de antemano el nivel de sacrificio que su meta implicará porque si no nos estamos exponiendo fallar: si tu objetivo es hacer menos de 3 horas en maratón, ¿estás dispuesto a correr seis días por semana? ¿Puedes correr mañanas y tardes? ¿Puedes dedicar las horas suficientes a tu tirada larga?

Programa tu puesta a punto

Algunos atletas prefiere completar las semanas de entrenamiento sin una sola competición, pero unos pocos ven oportunas las carreras para perfeccionar y reforzar su confianza llegando al evento principal. Una disminución de la distancia ayudará a la puesta a punto, hazlo de dos a cuatro semanas antes del gran día, dependiendo de la distancia.

Determina el kilometraje

Saber el kilometraje de una semana te ayuda a dividirlo entre los entrenamientos. Yo sigo un plan de una semana de alto kilometraje o dos semanas de moderado kilometraje, con una semana de recuperación de 15 a 20 kilómetros menos. También la semana  de carrera en general tienden a ser menos que la semana de entrenamiento normal. Y ya que estamos asignando el kilometraje con meses de anticipación, debes ser flexible por si estás cansado y tener más semanas de recuperación si se hace cuesta arriba.

Y los entrenamientos clave

La mayoría de los atletas siguen un ciclo semanal con largos intervalo, ritmos de competición y rodajes largos. Pero tres o cuatro semanas antes del objetivo céntrate en los entrenamientos clave. Estos son sesiones que has utilizado previamente para controlar tu forma que te recuerdan lo que has hecho en el pasado y te darán confianza para la gran carrera que está por venir.

Fuente: Runners

Sé el primero en decir que te gusta esta post.
Siguen informado en las redes sociales ! Twitter: @enmanuelacosta Facebook: www.facebook.com/enmanuelacostapage

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada