sábado, 10 de diciembre de 2011

EE.UU. reconoce señales de progreso en UE ante crisis, pero dice se necesita más

Casa Blanca.

WASHINGTON, EE.UU.- La Casa Blanca dio la bienvenida este viernes a las “señales de progreso” en la Unión Europea (UE) para hacer frente a la crisis de la deuda, tras el acuerdo alcanzado en la cumbre de Bruselas para reforzar la disciplina fiscal, pero señaló que “evidentemente aún se necesita hacer más”.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que “hay señales de progreso y eso es algo bueno”, aunque renovó su llamamiento a que la Unión Europea actúe de modo decisivo contra la crisis en la zona euro.

Acerca del acuerdo logrado, Carney indicó:”Pensamos que los signos de progreso son buenos, éste es un signo de progreso, pero evidentemente aún se necesita hacer más”.

Así, aludió a la necesidad de establecer un cortafuegos “adecuado” para proteger a los países del contagio de la crisis y apoyar a los Estados que lo necesiten.

El portavoz reiteró la posición estadounidense acerca de la crisis al indicar que “al final, es un problema europeo que necesita una solución europea”.

“Creemos que necesitan actuar de manera concluyente y decisiva para resolverlo. Pero ha habido progresos y eso es algo bueno”, agregó el portavoz.

Carney no quiso pronunciarse sobre la decisión británica de apartarse del acuerdo.

Los líderes europeos llegaron este viernes a un acuerdo para la consolidación fiscal de la eurozona con el que esperan devolver la confianza en la deuda soberana, tras haber reforzado sus fondos de rescate y zanjado la opción de que los inversores privados puedan participar en reestructuraciones.

“Reafirmamos con claridad que las decisiones adoptadas sobre la deuda griega en julio (cuando se pactaron quitas voluntarias del 50 %) tienen un carácter único y excepcional”, reza la declaración conjunta de los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona emitida hoy.

Otro de los elementos para contribuir a la confianza es la combinación de los fondos de rescate temporal y el permanente durante un año para crear un verdadero cortafuegos contra la crisis, aunque se haya descartado la idea de que el segundo pueda recurrir al Banco Central Europeo (BCE).

Los líderes europeos acordaron adelantar la entrada en vigor del fondo permanente de rescate (MEDE) a julio de 2012 y mantener a la vez el fondo temporal (FEEF) hasta mediados de 2013, con lo que ambos instrumentos se solaparían durante aproximadamente un año.



View the original article here

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario