lunes, 26 de diciembre de 2011

Aviones extraños y narco-aeropuertos

No se trata solo del aeropuerto de La Romana como dice Wilton Guerrero, Senador por la Provincia Peravia.

Hay que recordar los datos aparecidos en el libro “Confesiones Amordazadas” respeto al uso de los aeropuertos de La Romana, Portillo y Punta Cana, así como del  mal manejo de lo enclaves turísticos.

Pero además hay que volver sobre lo denunciado en el periódico Tiro al Blanco # 4 en su reportaje “Trafican de todo por los aeropuertos”, en el que se ofrecen datos muy contundentes sobre el tráfico de personas, armas, dinero sucio y drogas a través de todo el sistema aeroportuario del país, incluido El Higüero, Las América y Cibao (Licey al Medio). Refrescada además recientemente esa denuncia en “Álbum de la Corrupción” (diciembre, Tiro al Blanco No.9)

                                       NAVES AEREAS Y NAVES ZONERAS

Con mucha precisión  se ha hablado de las fortunas que se iniciaron con los “vuelitos” empolvados desde Haití, sin que los empresarios súper-ricos beneficiarios de esas polvorientas “operaciones” hayan desistido de esa vía de acumulación de dinero.

Sus naves aéreas están señaladas como participantes en prácticas de ese tipo desde el aeropuerto Cibao y sus naves-empresas de zona franca como intermediarias de cargamentos a ser trasladados a EEUU por vía marítima (caso Quirino).

Por demás, compañías aéreas locales han sido señaladas en esos menesteres por su nombre, como también empresas de servicios aeroportuarios. Ahora sobresalió -en el caso de avión de los 58 paquetes de cocaína capturado en las América- el involucramiento de SERVAIR.

EL AVION QUE VOLO SOLITO

Muy extraño resulta el caso de “avión que voló solito” a Venezuela desde el aeropuerto del Higüero (todavía los pilotos no han sido presentado a juicio, porque no son tales).

Pese a un alegato inicial de propiedad de parte de la empresa Punta Cana,

ese avión ya no tiene doliente. Y es que la matrícula no está a nombre de Punta Cana, sino que es estadounidense, lo que indica que si esa empresa turística lo compró, no se ocupó –y no es claro por qué- de hacer le traspaso legal correspondiente.

Se dice que ese avión fue previamente robado, vendido y revendido, y que su historia anterior es tan “caliente”, que no es sabio seguirlo reclamando.

El mentado avión sigue en Venezuela y con razón el gobierno bolivariano lo tiene retenido. No han valido las gestiones del presidente Fernández para lograr su devolución, dado que los verdaderas signatarios de su matricula no aparecen.

¿ANZUELO O FÁBULA? 

Ahora, relacionado con el tema de narco-aeropuertos y narco-aviones, se presenta un caso todavía más raro: el del avión destinado a sacar por el aeropuerto de La Romana un cargamento de más de 1000 kilos de cocaína supuestamente destinado a nutrir “organizaciones terroristas” a nivel internacional.

Las autoridades de la DNCD hablan discretamente de una “operación encubierta” (con una especie de “anzuelo” para capturar a los implicados), en la cual se usó el avión de un conocido empresario de origen árabe, cuyo hermano es una figura importante de la cúpula del PLD y del gobierno de Leonel Fernández.

A mi me parece difícil que ese u otro empresario preste voluntariamente su avión para una operación de ese tipo, la cual siempre deja dudas, brumas y descréditos.

Mueve a sospechas y a especulaciones que se hable de esto en corrillos oficiales, que cunda el rumor y no se aclare ni se explique ante la sociedad nada al respecto, ocultando los datos sobre el avión implicado y las características del grupo delincuencial y sus enlaces locales.

Las dudas sobre esa versión oficial se incrementan si se tiene en cuenta que ese empresario, que familiarmente estuvo metido en el intento de estafa de la “isla artificial”, ha sido socio del ex presidente nicaragüense Arnoldo Alemán, quien tiene predilección por esos “negocios”.

El caso se presenta oscuro y se presta a mil especulaciones, más cuando se saben  de las culpabilidades y pugnas entre autoridades corrompidas, asociadas a empresarios inescrupulosos.

Entre ellos se dan “tumbes”, como también ciertos generales implicados se protegen y protegen a unos y a otros, según conveniencias.

Puede haber “anzuelo”, como también fábula y maniobras diversionistas, en las que a veces se utilizan a personas que no conocen el móvil de esas “operaciones” y de esos “anuncios” espectaculares.

SISTEMA PODRIDO

La verdad es que esto de los narco-aeropuertos, narco-aviones y narco empresarios es inseparable del grado de putrefacción de las cúpulas políticas- militares, de la DNI, del CESA, Migración y las administraciones aeropuertos estatales y privados. Siempre con la bendición especial –sobre todo en los casos de generales alcancías- del propio Presidente de la República,  que no ignora lo que pasa.



View the original article here

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada