miércoles, 14 de diciembre de 2011

Garnett critica al comisionado Stern por la premura que se vive en la NBA

Kevin Garnett.

REDACCIÓN EE.UU.- La crítica hacia la gestión del comisionado de la NBA, David Stern, volvió a estar presente en el comienzo de los campos de entrenamiento y esta vez el protagonista de la misma fue el ala-pívot Kevin Garnett, de los Celtics de Boston.

Garnett junto a sus dos compañeros del “Big Three”, el alero Paul Pierce y el escolta Ray Allen, dijeron sentirse “desilusionados” por la precipitación y premura con la que se había montado la vuelta a la competición, sin dar ningún margen lógico de preparación.

Los tres jugadores fueron unánimes al considerar que lo se estaba haciendo era todo improvisado y con el único objetivo de comenzar a cualquier precio la competición el Día de Navidad sin tener en cuenta ni la preparación de los jugadores, ni que los equipos sean competitivos cuando salgan al campo.

Garnett, que admitió estar “muy, muy, muy sensibilizado” desde el punto emocional, dijo que el único culpable de toda la situación era del comisionado Stern.

“Lo que se ve no es más que una liga que vive en la precipitación”, destacó Garnett. “Todo el mundo está prestando atención a la situación de Chris Paul. Pero no entiendo porque se sorprenden, ya que Stern ha sido bastante inflexible cuando quiere hacer las cosas y cómo las quiere hacer”, afirmó el jugador.

Garnett reiteró que la química dentro de un equipo de baloncesto era fundamental y no se trataba de cocinar una mezcla de cosas en la sartén y si no resultaba agradable, se tira a la basura y no pasa nada.

El veterano jugador de los Celtics dijo que no era lógico comenzar los entrenamientos con menos de 10 jugadores y tener menos de 12 días para establecer la química del equipo antes de enfrentarse el Día de Navidad a los Knicks de Nueva York.

Para un equipo de jugadores veteranos como los Celtics, la química y la preparación con tiempo es clave para que al final de temporada los resultados sean positivos.

En la misma línea se expresó Allen, que reiteró que todo lo que se estaba haciendo en la liga era muy apresurado y sin sentido.

“Me siento presionado”, declaró Allen, de 36 años. “No puedo decir que he sido muy feliz con las cosas que han ocurrido en las últimas dos o tres semanas, pero debemos adaptarnos a lo que hay, que igual para todos”.

Pierce también apoyó la opinión de sus dos compañeros y dijo que lo más frustrante de todo es que la situación caótica que se está viviendo en la NBA se podría haber evitado.

“No tiene sentido nada de lo que se ha hecho y mucho menos la manera cómo se ha organizado la vuelta a la competición, cuando tendríamos que estar en el periodo normal de los agentes libres, para luego comenzar los entrenamientos, pero el Día de Navidad es clave para ellos y aunque la calidad del baloncesto no sea la mejor, simplemente hay que jugar”, valoró Pierce, de 34 años.



View the original article here

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada