jueves, 8 de diciembre de 2011

Países latinoamericanos pujan fuerte en Durban por el Fondo Verde del Clima

Presidente de México, Felipe Calderón.

DURBAN, Sudáfrica.- México, Brasil y Centroamérica subrayaron este miércoles la necesidad de activar el nuevo Fondo Verde para el Clima (FVC), uno de los asuntos que centran las negociaciones de la XVII Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático (COP17) de Durban.

El presidente de México, Felipe Calderón, protagonizó la declaración más contundente de los países latinoamericanos, al pedir este miércoles al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que medie con EE.UU. y Arabia Saudí para lograr la aprobación del Fondo.

“El FVC ha recibido el beneplácito de la mayoría de los países, pero hay algunos, como EEUU y Arabia Saudí, que siguen oponiéndose”, dijo el jefe de Estado mexicano en un vídeo-comunicado emitido en un acto celebrado en la cumbre.

“Como no podemos avanzar sin un apoyo total, le pido al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que construya el consenso necesario, especialmente con estas naciones”, subrayó Calderón, que se disculpó por no poder estar presente en la COP17.

El vídeo fue visto -entre otros- por el propio Ban Ki-moon, así como por los primeros ministros de Noruega, Jens Stoltenberg, y Etiopía, Meles Zewani, que asistieron al acto.

El FVC es un instrumento que deberá gestionar 100.000 millones de dólares anuales comprometidos por las economías industrializadas, que a partir de 2020 deben ayudar a los países más pobres a adaptar mejor sus economías a la tecnología “verde” y al clima extremo.

El Comité de Transición, establecido por mandato de la cumbre de 2010 en Cancún (COP17) y formado por expertos de distintos ámbitos, ha trabajado este año en el diseño de los mecanismos del FVC.

Las diferencias sobre las fuentes de financiación y el acceso a los fondos -entre otras cuestiones- impidieron un acuerdo antes de la reunión de Durban, con el rechazo de EE.UU. y Arabia Saudí.

“Muchos países -prosiguió Calderón- han puesto en marcha acciones significativas, pero debemos hacer más a nivel internacional para lograr el objetivo que acordamos en Cancún” de que la temperatura media del planeta no aumente más de los dos grados que los científicos consideran peligrosos para la humanidad.

“La única manera de conseguir esto -aseguró el presidente- es aportar la financiación necesaria. Los países en desarrollo no tienen suficientes recursos por si mismos para actuar de manera efectiva contra el cambio climático”.

Pese a la petición que Calderón trasladó a Ban Ki-moon, el enviado especial de EE.UU. para Cambio Climático, Todd Stern, aseguró hoy que van “muy bien” las negociaciones para poner a funcionar el FVC, aunque admitió que aún existen algunas discrepancias.

Sin embargo, la ONG Oxfam acusó a EEUU de “poner obstáculos” en la negociación, “condenando al Fondo a empezar como una caja vacía”.

Por su parte, el negociador jefe de Brasil, el embajador Alberto Figueredo, expresó su esperanza de que “el fondo esté totalmente operativo lo antes posible”.

“He oído que algunos países europeos han mostrado sus intenciones de hacer aportaciones. Es una buena noticia que vayan a cumplir sus compromisos de financiación a corto y largo plazo”, dijo Figueredo, cuyo país ha sido designado como facilitador en las negociaciones.

Igualmente, los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) abogaron hoy por la puesta en marcha del FVC, a fin de que la región pueda adaptarse a la meteorología extrema provocada por el cambio climático.

“Nuestros países se están viendo afectados por el clima extremo. Necesitamos financiación más rápidamente”, dijo el ministro de Medioambiente y Recursos Naturales de El Salvador, Herman Rosa, cuyo país ostenta la Presidencia de turno del SICA.

En una rueda de prensa de responsables ministeriales del SICA, Rosa remarcó que uno de los grandes objetivos del organismo regional es “lograr que se operacionalice el Fondo Verde para el Clima”, dada la vulnerabilidad de la región a los fenómenos climáticos extremos.

“Nos preocupa que el clima ya se ha perturbado muy gravemente. Y que nosotros estamos pagando los platos rotos por una fiesta por la que no hemos sido invitados”, indicó Rosa, en alusión a la emisión de gases de efecto invernadero de los países desarrollados.

“Para nosotros -agregó-, el asunto crucial es el tiempo extremo. En los años sesenta y setenta (del siglo XX), Centroamérica no se veía afectada por ciclones tropicales del Pacífico. Ahora, los fenómenos más destructivos vienen del Pacífico”.

También participó en la rueda de prensa el viceministro de Medioambiente, Carlos Moino, quien habló del “efecto negativo multiplicador del cambio climático” que golpea a la gente más pobre.

“Miles de personas -aseveró Moino- han muerto en Centroamérica (por el impacto del cambio climático). La gente más vulnerable es la que más está sufriendo”.



View the original article here

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada