martes, 10 de enero de 2012

Temores con los transgénicos

El país se ha beneficiado mucho con las excelentes variedades de productos alimenticios que los chinos de Taiwán, los alemanes o los israelíes han implantado aquí como parte de sus programas de asistencia técnica.

En la medida en que nuevas variedades van ganando terreno en los campos dominicanos o que nuevas técnicas y procedimientos mejoran la productividad en la ganadería, el país avanza en sus niveles de competitividad.

Ahora bien, una cosa es la introducción de variedades con fines experimentales o, si resultan exitosas, con fines comerciales, y otra es la introdución de semillas creadas en laboratorios a partir de una manipulación genética con el propósito de masificar la producción de algun grano, vegetal o especie de la floricultura.

Esta posibilidad ha sido puesta en evidencia por una agrupación de organizaciones campesinas que temen que la venta masiva de esas semillas para crear los llamados productos transgénicos, implique riesgos para las semillas dominicanas, para la agricultura en general y para la salud humana.

Como no existen aquí regulaciones precisas y formales, no deja de ser prudente que se abra un debate sobre este asunto y que se examinen los pro y contras de esos productos transgénicos para decidir si representan o no algún nivel de peligro a la agricultura y la salud.

Uno de los temores de los productores locales es que el uso de esas semillas creadas en laboratorio se generalice y el país, a la larga, tenga que depender de suplidores extranjeros para asegurar la producción de distintos rubros agrícolas, suplantando así toda una tradición de técnicas y procedimientos enraizados en nuestros campos.

Sigue informado en las redes sociales Twitter: @enmanuelacosta Facebook: www.facebook.com/enmanuelacostapage

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario